El Mundo de los Edredones

Descubre el Mundo de los Edredones: Guía Completa para Elegir el Perfecto

 

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el edredón ideal para ti? En este artículo desentrañaremos los secretos de los edredones, desde los diferentes tipos hasta cómo elegir el tamaño perfecto. ¡Prepárate para sumergirte en el fascinante mundo de la ropa de cama!

Todo lo que Debes Saber sobre Edredones

Imagina la sensación de envolverte en la comodidad de un edredón perfecto, pero ¿cómo elegir el indicado entre tantas opciones? Descubre los tipos de edredones, sus diferencias y cómo encontrar el ideal para ti.

Tipos de Edredones y Sus Diferencias

Edredones Relleno Sintético o Convencionales:

Los edredones convencionales son los más comunes y conocidos por su relleno de fibras sintéticas de poliéster (microfibras) de alta calidad, que imitan la textura y calidez del plumón. Son hipoalergénicos y fáciles de lavar, lo que los convierte en una opción ideal para personas alérgicas. Por su facilidad de mantenimiento y su menor precio, suelen ser la primera opción de compra.

Edredones Relleno Natural:

Dentro de esta categoría nos encontramos con distintos tipos de rellenos y procedencias:

Plumón: El plumón es un relleno natural que consta de plumas voluminosas, ligeras y esponjosas, que se encuentran en mayor medida en el vientre de aves como los patos, las ocas y los gansos. De tacto muy suave, destacan por proporcionar sensación de lujo y comodidad. Resultan ideales para ambientes muy fríos por su capacidad de mantener el calor corporal. Se recomienda que su limpieza se efectúe en seco, por lo que habrá que recurrir a los servicios de profesionales especializados. No ofrecen un sistema antialérgico natural, por tanto, si padecemos algún tipo de alergia no es el más aconsejable. Por último, su precio es elevado, ya que conlleva una elaboración muy costosa.

Plumas:  Su procedencia también es de aves como los patos, las ocas y los gansos. Las plumas se diferencian del plumón por ser más duras y densas, lo que les da mayor volumen y peso. Otra diferencia con el plumón es su precio, este es más asequible. En cuanto a las demás características; limpieza, capacidad de mantener el calor y alergias, son iguales al plumón.

Mixtos: Como su propio nombre indica, se trata de un relleno en el que se mezcla el plumón, la pluma y, en algunas ocasiones, el algodón en distintos porcentajes. Atesora las mismas propiedades y características de los anteriores, a un precio a medio camino según sea el porcentaje de las distintas mezclas que contenga.

Lana: La lana es un relleno de alta calidad, se fabrican con distintos tipos y variedades siendo la más utilizada la Lana Virgen. Por su propia naturaleza, la lana posee propiedades hipoalergénicas y biodegradables. Es transpirable, lo que permite que el aire circule libremente a su través, repele el polvo, por lo que son muy indicados si sufrimos algún tipo de alergia, y también es resistente al moho. Se clasifican por su capacidad para soportar distintos niveles de temperatura, lo que hace que se puedan usar durante todo el año, ya que aporta calor en invierno y fresco en verano. Sin embargo, se trata de un edredón pesado, por lo que puede ser un inconveniente si te gusta dormir ligero. Para su limpieza habrá que recurrir a los servicios de profesionales especializados y también tendrá repercusión en nuestro presupuesto debido a su precio.

Seda: La seda es otro material utilizado para rellenos de alta gama. Este tipo de relleno es ligero, suave y transpirable. Además, la seda es resistente a las bacterias y los ácaros del polvo, lo que lo hace una excelente opción para personas alérgicas. Sin embargo, el relleno de seda puede ser más costoso que otros tipos de relleno y para su limpieza y mantenimiento también deberemos recurrir a los servicios de profesionales especializados.

Cómo Elegir el Tamaño Correcto

Cuando se trata de edredones, el tamaño importa. Aprende a elegir el tamaño más adecuado para tu cama, garantizando una cobertura perfecta y un aspecto estético.

Para elegir el tamaño correcto debes tener en cuenta el tipo de cama que tienes, porque no es lo mismo tener un tipo de cama nido, cama bañera o cama tatami, en la que la medida no es tan importante. En este tipo de camas, el edredón va remetido bajo el colchón, no siendo tan importante que sobren o falten unos centímetros, como tener una cama de tipo tradicional, es decir, un somier o canapé con patas, que junto con el colchón y las distintas medidas disponibles nos darán un sinfín de alturas. Para que no arrastre o quede corto vamos a tener que afinar bien con la medida y para ello mediremos el ancho de nuestra cama y le sumaremos la altura de los dos laterales. Por ejemplo: si tenemos una cama de ancho de 160 cms y tiene una altura de 50 cms necesitaremos un edredón de 260 cm. de ancho.

Como mínimo, un edredón debe medir al menos 60 cms más que el ancho de tu cama y unos 30 cms más de largo. Si son dos personas las que duermen en la cama, necesitaras unos 25 cms más de ancho.

También podemos optar por adaptarnos a medidas estandarizadas, de las que vamos a dejar unas tablas, o personalizadas, en las que podremos elegir a nuestro gusto hasta el más mínimo detalle.

Cómo Se Lavan los Edredones

Lavado Cuidadoso:

El cuidado adecuado es esencial para mantener la frescura de tu edredón. Descubre consejos prácticos sobre cómo lavarlos y mantener su suavidad y color originales.

Son muchas las dudas que se nos plantean a la hora de enfrentarnos a la limpieza y mantenimiento de nuestros edredones; ¿con que frecuencia tengo que lavarlo?, ¿puedo lavarlo en la lavadora o tendré que llevarlo a la tintorería?, ¿tiene mi lavadora suficiente capacidad?...

Frecuencia de lavado:

La frecuencia con la que debes lavar los edredones varía en función del uso que le des, de si sufres algún tipo de alergia, asma, eccema, si sudas mucho, tienes mascotas o de tus preferencias personales. De forma general, se deben lavar como mínimo cada 3-6 meses, aunque lo aconsejable seria lavarlos una vez a la semana.

¿Cómo lavarlo?:

En cuanto a cómo lavarlo, resulta obvio decirlo, pero lo primero que debemos realizar antes de sucumbir a la tentación de meterlo en la lavadora, es revisar la etiqueta del fabricante, pues la mayoría de estas dudas quedan despejadas consultándola. En ella encontraremos las recomendaciones de si tenemos que llevarlo a una tintorería, o por el contrario podemos lavarlo en casa, siguiendo las instrucciones y programas de lavado que este nos da. Indicaciones que deberíamos seguir a rajatabla con el fin de alargar su vida útil y evitar resultados desafortunados.

La mayoría de los edredones con relleno sintético, siempre que la etiqueta no indique lo contrario, los podremos lavar en nuestro domicilio con una lavadora doméstica, pero la siguiente pregunta que se nos plantea es que características debe tener esta y si el tambor tendrá suficiente capacidad. Pues bien, la respuesta es: de carga frontal y con un tambor de, al menos, 7 kg. de capacidad.

Recomendaciones lavado a máquina:

·        Revisar la etiqueta de cuidado: asegúrate de que sea apto para lavar a máquina.

·        Quitar manchas: revisar si tiene alguna mancha y tratarla previamente con algún quitamanchas.

·        Introdúcelo en la lavadora: es recomendable lavar el edredón en solitario, evitando que esté muy comprimido. Puedes acompañarlo de dos pelotas de tenis limpias. Esto conseguirá que salga más ahuecado y esponjoso.

·        Usa un ciclo y un detergente suave: sigue las instrucciones específicas de lavado, incluida la temperatura.

·        Secado: lo más aconsejable es secarlo al aire. En caso de utilizar secadora, seguir las instrucciones de la etiqueta de cuidado.

Recomendaciones lavado a mano:

·        Revisar la etiqueta de cuidado

·        Quitar manchas: revisar si tiene alguna mancha y tratarla previamente con algún quitamanchas.

·        Llena una bañera: hazlo con agua tibia y detergente suave

·        Sumerge el edredón: agita el edredón suavemente en esta mezcla hasta que des por concluido el lavado.

·        Vacía la bañera: y vuelve a llenarla con agua limpia hasta enjuagar totalmente, repite hasta asegurarte de que desaparece cualquier resto de jabón.

·        Deja escurrir el exceso de agua:

·        Secado: lo más aconsejable es secarlo al aire. En caso de utilizar secadora, seguir las instrucciones de la etiqueta de cuidado.

Conclusión: Encuentra tu Refugio Perfecto

En conclusión, elegir el edredón perfecto va más allá de simplemente seleccionar uno al azar. Con esta guía, ahora puedes explorar los diferentes tipos, entender las diferencias de rellenos y seleccionar el tamaño ideal. ¿Te atreverías a transformar tus noches de sueño? Descúbrelo ahora y sumérgete en la comodidad incomparable de un edredón hecho para ti. ¡Tu refugio perfecto te espera!

¿CÓMO MEDIR?

Ponemos a tu disposición una guía explicativa paso a paso para que te resulte fácil e intuitivo

¿CÓMO INSTALAR?

Contamos con videotutoriales donde te enseñamos lo fácil que es instalar nuestros enrollables

MUESTRAS GRATIS

Decidirse por un tejido en muchas ocasiones es difícil. Así que te enviamos muestras gratis para que las puedas ver de primera mano

¿TIENES DUDAS?

Llevamos más de 30 años dedicados al mundo de la cortina y la decoración. Escríbenos, te podemos ayudar